lunes, 10 de septiembre de 2007

Grindhouse: Planet Terror/Death Proof

Había una vez un par de tarados amantes del cine que, un buen día, decidieron hacer películas. No buscaban ganar premios ni competir con los grandes. Querían homenajearlos... que digo... robarles sus mejores ideas, hacerlas suyas y elevarlas a la 10 potencia. Con los años esta formula les funcionó, consiguiendo legiones de fans a su alrededor. Pero, les quedaba algo por hacer, para demostrar que podían hacer lo que les saliera sin ningún tipo de limitación y con calidad. Entonces empezaron con el proyecto Grindhouse. Y que proyecto... ¿Cómo se llamaban esos dos adorables tarados?
Robert Rodriguez y Quentin Tarantino... ¿Quienes si no?

Cada uno tenía que dirigir una película homenaje a las pelís de serie B que ponían en las sesiones dobles americanas a su manera. Uno, Robert Rodriguez, eligió las películas de zombies. El otro, Quentin Tarantino, las películas de coches de los 70. ¿Funcionarían ambos experimentos? ¿Y juntos, tienen algún tipo de coherencia? Veamoslo.
Grandes frases del cine presenta... "Era más inútil que la polla del Papa"

Planet Terror: El miedo me consumía antes de entrar al cine. No porque fuera a pasarlo dentro de la sala, si no porque conocía de lo que era capaz Robert Rodriguez y, en fin... Para los que no lo recuerden, es responsable de cosas (no las puedo llamar películas) como Spy Kids y todas sus secuelas, por no contar la inefable tercera parte de El Mariachi llamada por estos lares El Mexicano (Erase una vez en Mexico - 2003). Además, el colega Rodriguez tocaba uno de mis temas fetiche, los zombies, por lo cual mi vena tocapelotas se multiplicaba por 1.000. Hasta que la ...

No recordaba reirme tanto con una película de zombies desde la segunda parte del El Regreso de los Muertos Vivientes (The Return of the Living Dead Part II - 1988). Planet Terror tiene las dos claves de la perfección: ambiente y concepto totalmente ochentero y no tomarse en serio para nada. Porque, amigos mios, Planet Terror es una gran comedia que se rie, de manera más que magistral, de todos los topicazos de las películas de serie B de los 80. Hay helicóptero, hay tías buenas enseñando los pechos sin venir a cuento, hay héroe digno de estar a la altura de Chuck Norris, hay explosiones, hay frases chorras, hay transfondo militar chungo y hay, por supuesto, un mensaje de gran transcendencia filosófica: Si no quieres que los zombies te maten, vete a Mexico, pendejo.

Deberían de aprender los que hacen supuestas películas de humor parodiando tópicos, en la linea de Epic Movie o Date Movie. Para hacer una gran parodia, primero hay que conocer perfectamente de lo que hablas y, segundo, seguir todas sus reglas para hacerlo bien. Ahí Rodriguez me ha demostrado que es más que capaz de hacerlo. Espero con ansia su película sobre Machete.
Grandes frases del cine presenta... "Coño nena, eres tan dulce que haces que el azúcar sepa a sal."

Death Proof: Hablar de homenaje en una película de Tarantino es, básicamente, hablar de un robo a mano armada de mil detalles de mil películas que solo sus ojos pueden haber visto, junto con unos diálogos largos pero magistrales y la resurrección de turno, en este caso, la de mi querido Kurt Russell. ¿No es un put* genio?

En Death Proof vas a ver exactamente todo lo dicho anteriormente, con una sola premisa. Tarantino quería con esta película hacer la mejor persecución de coches de la historia. Ya cada uno tiene que juzgar si es así o no, pero... a mi me encanta. Principalm
ente por dos detalles: porque está rodada de manera magistral y porque no hay absolutamente nada de ordenador. Eso último, no se vosotros, pero yo ultimamente lo agradezco más que nada. En una época donde todo se rueda sin el menor realismo, una pizca de realidad aderezada con el humor de Tarantino es, cuanto menos, delicioso.

La película es, además, un homenaje a eso mismo. A los especialistas y a lo que hacían antes de que llegara el ordenador. Los diálogos, los personajes y practicamente la segunda parte de la película, son una declaración de intenciones sobre como se tendrían que hacer realmente las cosas. Poner a la especialista Zoe Bell como actriz no es un capricho, por muy mal que actué. Entra dentro de ese homenaje en el que el director nos dice
"Eh, capullos, aún es posible hacer cosas espectaculares sin tanto ordenador. Aún hay gente como Bell." Bravo por Tarantino.
Tarantino y Rodriguez no estan vendidos a la industria, sólo tienen un buen alquiler apalabrado.

Grindhouse: En conjunto, la obra de Tarantino/Rodriguez es una declaración de intenciones. Un golpe a la industria señalando que ellos van a seguir haciendo lo que les de la gana por extravagante que pueda parecer. Que no estan vendidos a la industria, si no que sólo tienen un buen alquiler apalabrado. Que si, algún día caen y ya nadie les avala, seguirán dirigiendo lo que les gusta y no cualquier cosa para sobrevivir (me lo creo más del loco de Tarantino que de Rodriguez, pero bueno). Estamos hablando de la esencia del cine y puede que estos dos tarados hayan encontrado la clave para no morir de éxito: hacer exclusivamente lo que te gusta, sin pensar en lo que hay en el banco. Les podrá salir bien o mal, pero, como mínimo, merecen mi respeto y el de mucha gente amante del cine. Un aplauso para ambos.

1 comentario:

choichi dijo...

Oye, varios coments:

1. Estas posteando bastante. Le estas pillando el mono :P

2. Pensaba que Grindhouse eran mas pelis :S ... bendita ingnorancia.

3. Doy las gracias a que no han traducido el titulo, aunq me moria de ganas por ver que burrada habian puesto xDD En Francia fue estrenada como "Le boulevar de la morte" Exquisita traduccion...

4. Deberia ir a verla, pq con el ingles macarronico que se gastan y el frances de la calle con el que lo traducen... solo entendi: motherfuckermotherfucker y cosmopolitan.