jueves, 30 de agosto de 2007

CVG: Fin de la Primera Parte. Empieza la Verdadera Aventura.

Siguiente capítulo de mi odisea personal en el terrible mundo de los gimnasios en... CRÓNICAS DE UN VAGO EN EL GIMNASIO.

Así hay alguno suelto por el gimnasio... Dan miedo. En serio.

Pues la cosa no va mal, buenos amigos que pensabais que no iba a durar ni una semana. Es más, ya he acabado la parte de Iniciación y ahora... j*der...

Con Iniciación la cosa parecía factible. Un poco de bicicleta por aquí, algo de remo por acá, un par de series en maquinas más o menos humanas... Pero ahora... menudo plan tenemos. Creo que pasaremos por una media de 7 maquinas diariamente, sin contar con las flexiones y pesas de turno. Los primeros días va a ser duro... Pero bueno, también pensaba lo mismo al principio y aún sigo en el gimnasio, encantado.

En otro orden de cosas, no puedo evitar fijarme en la fauna ibérica que puebla ese templo al cuerpo: desde la jubilada marchosa y que, maldita sea, esta en mejor forma que yo, hasta el que decidió que una vida sin intoxicación de anabolizantes no era una buena opción. Y en el medio de esas dos rebanadas de pan de molde tan diferentes, el relleno es lo mejor. Un montón de tipos (y tipas) normales que buscan estar en una condición aceptable para el sexo opuesto (o no) a base de llenarse de sudor y de poner músculos en lugares que escapan de la comprensión humana, sin más compañía en ese sufrido recinto que su soledad, un par de pantallas estrategicamente colocadas para enseñar la peor franja horaria de la televisión y un monitor digno de estar en el diccionario al lado del concepto "Atención al Cliente". De manual, vamos.

Es un lugar curioso para un guionista. Pensaba que no iba a sacar nada minimamente interesante para alguna historia pero, es como el interior de un autobús nocturno en la zona más oscura y solitaria de Madrid: cuando crees que has visto todo lo humanamente posible, algo más bizarro te sorprende, de la forma que sea.

Pero bueno, como decía Aristóteles: "La vida es como un gimnasio barato. Te rompes la espalda durante toda tu miserable vida con la única esperanza de encontrar un mínimo de recompensa tras todas esas capas de sudor pegajoso y no ver la fofa realidad."

P.D. Lo de que la frase era de Aristóteles no es cierto, pero, como es tradición, pon el nombre de algún filosofo y algún tipo creerá por un instante que le estas ofreciendo algo de cultura cuando realmente le das una buena dosis de ego. El cine de acción y sus tradiciones... Pero eso, para otro día.

7 comentarios:

choichi dijo...

weee, me alegro por tus primeros dias en el gym xD

me sorprende q hayas llegado a septiembre :P

me volveras a sorprender en octubre?

choichi dijo...

weee, me alegro por tus primeros dias en el gym xD

me sorprende q hayas llegado a septiembre :P

me volveras a sorprender en octubre?

choichi dijo...

weee, me alegro por tus primeros dias en el gym xD

me sorprende q hayas llegado a septiembre :P

me volveras a sorprender en octubre?

Anónimo dijo...

eeeeennnfiiiiiiiiiiiiiiiiin...... por si no te qda claro el recochineo te lo pongo tres veces (puto pc de mierda >_<)

Andres Quintela dijo...

y encima tiene toda la razón del mundo... si no fuera por lo de "que buscan estar en una condición aceptable para el sexo opuesto" ...
vaya ánimos das para los que en un futuro no muy lejano -espero- acaben metiéndose al gimnasio...

Evilpollo dijo...

Tío, pues cuando llegues al capítulo "me ponen a los village people y tengo DOS bomberos en el gimnasio", ya me dirás qué pone en ese momento en tu diccionario buscando "bizarro".

Saludos

Leon Pérez dijo...

Cho:

Yo te sorprendo cuando quieras y donde quieras, preciosa

Andres:

Para no perder la fe, hay que ir con gente al gimnasio. Te aislas en la conversación y pasas del resto. Consejo desde la experiencia.

Evilpollo:

¿Alguien ha dicho que no pase eso? Lo que pasa que uno ya esta acostumbrado a cualquier cosa.