jueves, 9 de agosto de 2007

Ratatuille o El Mejor Reencuentro con el Cine

Los que sigais este pequeño blog, sabreís que en los ultimos días he estado recuperandome de una operación en los ojos para quitarme las molestas gafas para siempre. Pronto enseñare lo que decidi hacer con las susodichas molestias, pero antes, tengo que hablar de Ratatouille.

Digamoslo así. Estas media semana sin poder ver nada medianamente cinematografico entre las 4 paredes de tu casa. Estas deseando ver una buena película y, el viernes anterior, al haberte operado, te pierdes el estreno de Planet Terror y de la mencionada. Fatal. Vamos, estaba ansioso de cine.

La pareja del año.

Pues ayer, por fin, vi la historia de Remy y Linguini... Y que historia. Brad Bird ha conseguido hacer una historia redonda y perfecta en todos los sentidos. Los espectadores que estamos acostumbrados a que el concepto "película del año" este relacionado con un drama o una superproducción historica (algun día comentare esta teoria), nos sorprende cuando vemos que una historia, en concepto simple, puede ser mil veces mejor de lo que has visto en los ultimos meses.

Porque, lectores, estamos ante una película que consigue hacer que, a los segundos de empezar a verla, te olvides de que estas viendo una (retrogrado concepto, por cierto) película para niños para estar viendo una película para todos los públicos, en el amplio y maravilloso sentido de la clasificación. Alguno me saltara con que "Shrek ya conseguía eso". Discrepo en ese punto.

Mientras que la encantadora historia del Ogro dedicaba espacios, por separado, a las gracias para niños y para mayores, en esta película, todo esta hilado en la misma tela. Si, habrán partes que solo pillen los mayores de la casa, por supuesto, pero eso no significa que, durante unos segundos, el niño se quede pensando "¿qué estan diciendo o haciendo?". Todas las escenas estan hechas para que, con un minimo de entenderas, cualquiera sepa lo que pasa, y te haga gracia o te emocione por los diferentes matices que hay en la escena, no sólo por el redoble de bateria que la encumbra.

Como un amigo mio, Salva, la define, es una comedia romantica (Pixar se atreve con todos los géneros). Bueno, es eso y mucho más. Es la busqueda de un sueño. Es una critica al sistema gastronomico (y economico en muchos casos) internacional. Es el ascenso inesperado de un torpe "garçon". Es la lucha de una mujer en un mundo machista. Es el legado de un idealista cocinero. Es tantas cosas.

Lo que quiero decir es que, si esta historia sólo la hubiera hecho alguna vieja gloria de la animación con orejas de Ratón, se hubiera limitado a contar las peripecias de una Rata y su amigo aspirante a cocinero (o viceversa). Sin embargo, nos encontramos con un microuniverso que te llegas a creer completamente, llegando a eliminar el concepto animación de tu cabeza en más de una ocasión dentro de la película (y no sólo por la calidad de la misma).

"No todo el mundo puede llegar a ser un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier sitio." Anton Ego

No se, este film confiere a la animación, al espectador y al cine de, como dice Ego en la película, una "Perspectiva" que nos hace ver lo que podía haber sido la historia de siempre como algo maravilloso y único. ¿Se nota que me ha gustado, no?

3 comentarios:

gab dijo...

hola juan!
No he leído tu post.No por nada ¿eh?, pero como yo tenía pocas esperanzas con esa peli y nos dijiste que era tan sumamente chula pues casi que lo mismo la veo....y no sé si en el post la revientas o no.Bueno en fin, que dime si si o si no y así me lo leo antes o después.de todas maneras te dejo comentarios que seguro que te hace ilusión que la gente te comente, siempre hace ilusión....................

Pd:( yo ahí lo dejo...)

bs

cho dijo...

no queria verla, vi tu comentario y luego fui al cine. veredicto: genial

sobre todo el final: ni final disney, ni malo. Solo un final.

me alegro de haber ido

Leon Pérez dijo...

Gab:

Tienes que verla. :P Es imprescindible. Con eso no te reviento nada.